Por esto soy del "verde ibero"
Get Adobe Flash player

 Soy de un club modesto, si, pero muy grande

En una época de contratos millonarios, de súper equipos que acaparan todas las portadas y las principales radios y medios de comunicación, hace unos días me venían a la mente muchas preguntas y respuestas al mismo tiempo. 

Me preguntaba porqué el fútbol modesto continúa subsistiendo en un mundo de esa vorágine de números, cifras y cantidades desorbitadas, como es posible que en cualquier pueblo o ciudad pequeña de nuestra querida "piel de toro" se siga pateando el balón domingo tras domingo... y me vino a la cabeza aquella famosa campaña de uno de los grandes equipos de nuestra primera división nacional... en la que un niño le preguntaba a su padre porqué era de ese equipo en particular, y porqué vestían esos colores... y creo que en ese preciso momento, comprendí mucho más ese anuncio.

Porque como también hablé con uno de mis buenos amigos, y también directivo, no es lo mismo ser del Barça, o del Madrid, o del Atlético, Betis, Sevilla o Valencia, que ser del equipo de tu pueblo...

No es fácil explicar porque uno es del club de su pueblo, un pueblecito de apenas 3700 habitantes... sencillamente porque es difícil y muy muy grande. Porque no se ven desde el mismo punto de vista un jugador cuyo trabajo y "porvenir" es ese "oficio", el jugar ese deporte, que ver todos los fines de semana a chavales que, como mucho por la gasolina, en el caso de que sean de fuera, y si no ni eso, se dejan la piel partido a partido, corriendo como gacelas y luchando como leones para marcar ese gol deseado o intentar amargar al contrario que intenta conseguir esa meta. 

Porque no es lo mismo ir en avión, en "bussines", que desplazarse en autobús, o en vehículo propio, a veces varios cientos de kilómetros de ida y otros de vuelta, tan solo por el compromiso de estar con tus compañeros unas horas, bien en el entrenamiento, o bien para darlo todo un domingo por la tarde, para después regresar a tu lugar de origen una vez terminado el encuentro, con el cansancio que ello conlleva.

Porque no es lo mismo ver a plantillas hechas a golpe de talonario que a equipos de "amigos y compañeros" que se han ido forjando con el día a día, con el compañerismo y la complicidad de unos jugadores de la casa, que han ido acogiendo poco a poco a aquellos que han creído en ellos, en un proyecto común, y se han unido a él y lo defienden a muerte como si fueran también nacidos en este pueblo.

Porque aquellos que apoyan domingo a domingo, aquellos que se desgañitan animando son de los tuyos, y los que no son tienen un sentimiento similar al tuyo, aunque por un club de otro pueblo, pero de similares características.

Porque las derrotas las siento como mías, y vibro como el que más con nuestras victorias, porque las vivo y las festejo en primera persona. Porque la derrota es de todos, y la victoria se disfruta mejor en compañía

Porque mi padre siempre me decía que no entendía muy bien porqué se animaba a un equipo de la mitad o de la otra punta de España, "estando el Jaén o el Linares"... y yo eso tampoco lo sentía como mío... pero ahora todo es distinto. Estos colores, estos jugadores, este escudo, y hasta ese himno, SON MIOS.

Porque es un orgullo escuchar y ver que hablan de tu equipo, si, de TU equipo, desde los aficionados de a pie, hasta esos otros medios de comunicación, tal vez más modestos, pero no por ello menos alentadores y menos importantes... qué sería del fútbol modesto sin los "alberoymikasa", los "Jaén en juego" o los "palabra de fútbol"... tal vez no tengáis una "tirada millonaria", pero os aseguro que encendéis los ánimos y sois seguidos por todos aquellos aficionados del fútbol modesto, entre los que me incluyo.

Porque es un orgullo ver tus colores, el "verde ibero" y el blanco, pasear por cualquier rincón de tu localidad, de los pueblos de alrededor o incluso de fuera de nuestra comarca... nuestras equipaciones, nuestros colores, se encuentran en más sitios de los que creemos, y al menos a mí me sube algo por la espina cuando ve esos colores y ese escudo portados por algún aficionado o aficionada.

Porque parece que lo sientes más tuyo, porque disfrutas viendo esos colores y ese escudo en el pecho de la gente que te importa, porque quieres que ese sentimiento perdure, y se transmita más allá de estos años que ahora estamos viviendo, unos buenos y otros no tanto, pero que al fin y al cabo están forjando a un equipo.

Porque es grato que se hable de un equipo que formamos entre todos, directiva, jugadores, cuerpo técnico, aficionados, y que se hable de él con respeto, con un respeto que nos hemos ganado en estos dos años de vida, y que estoy seguro que serán muchos más

Porque aquellos que jugaron en nuestro anterior Castellar, se sienten orgullosos de los que ahora lucen esos colores y luchan día a día por llevar el nombre del C.D. Castellar Ibero lo más alto posible.

Porque a pesar de que a veces las cosas no siempre son de color de rosa, siempre serán de color verde ibero, y este club siempre se ha demostrado sólido incluso en las peores situaciones, como ocurrió el pasado año, y siempre ha sacado lo mejor de cada momento.

Porque un club es grande cuando gente que en su momento fue parte de este equipo, y ya no está, disfruta viendo jugar a su antiguo club, y hace suyas las victorias, se acerca a saludar a los antiguos compañeros, o más bien a los amigos, porque si de algo puede jactarse nuestro club, es de que más que un club (otra frasecita de los grandes) es una familia que, con sus más y sus menos, con sus más que comprensibles problemas e inconvenientes diarios, sabe salir adelante, con un presupuesto modesto, y sobre todo con mucho mucho mucho entusiasto y mucha ilusión por parte de todos aquellos que formamos parte de él.

Porque es un lujazo tener como compañeros de directiva a estos fenómenos, y porque este plantel de cuerpo técnico, desde el entrenador hasta el utillero, pasando por nuestro "médico titulado", es difícil de encontrar... y estos pedazo de jugadores hacen que domingo a domingo salgas con mejor sabor de boca. Todos a una, como los de Fuenteovejuna...

Porque incluso nuestros pequeñajos saltan al campo con un aire de orgullo llevando muy alto el escudo del equipo de su pueblo, porque saben del esfuerzo que se está haciendo para intentar sacar adelante unas categorías inferiores que de seguro nos darán muchas alegrías en años venideros... algo de lo que no todos los pueblos pueden presumir, de una apuesta seria por el deporte desde pequeños... porque es un lujazo verlos dentro y fuera del campo con esas miniequipaciones, y ver su carita de alegría cuando te dicen que han jugado, han ganado, empatado o te dicen que han perdido... ellos quieren jugar, divertirse.. y para eso estamos.

Para disfrutar del deporte, de la convivencia, del club de tus amores, no hace falta para nada tener mucho dinero.. es necesario tenerlo, si, pero a veces con un poco, sólo con un poco, se consigue disfrutar al máximo de él, y creo que es nuestro caso

Creo, sin lugar a duda, que todo eso en conjunto hace que, al menos yo, sea del Castellar Ibero

¿Y tu?

0
0
0
s2sdefault

Menu Principal

 

 

Calendario de Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Tablón

Artículos recientes

Publicaciones

  

 


 

Contacto

 

Tablón anuncios

split

generator

 




Como llegar