email facebook instagram twitter

Testimonios VIII - Protección Civil, al servicio de todo un pueblo

A veces hay trabajos o dedicaciones que no son "recompensadas" como se merecen. Y no me refiero a económicamente. 

A veces se hacen labores importantes, de manera desinteresada, que vemos como normales y que no valoramos en su justa medida. En esta pandemia que por desgracia estamos pasando está uno de esos ejemplos, el de un grupo de hombres y mujeres de Castellar que dedican parte de su tiempo a poner su granito de arena para que este confinamiento haya sido y sea más seguro, más llevadero y más "humano". Me refiero al grupo de voluntarios de Protección Civil.

Silve, Loli, Jose Manuel, Andrés, Esmeralda, Maria Esther, Francisco, Mari, Aniceto y Rafa (espero no saltarme alguno, si no decírmelo) han estado trabajando durante todos estos días, desde marzo, dentro de sus posibilidades y repartiéndose en turnos, para que a algunos enfermos y mayores de nuestra localidad no les faltara ese medicamento, o esa pequeña compra, e impedir que salieran y se expusieran o, como siguen haciendo, llevan un pedacito de felicidad a nuestras casas cuando se da que es el cumpleaños de uno de nuestros reyes o reinas de la casa, y no hemos podido celebrarlo con nuestros seres queridos. Esta foto es de hace un mes, pero puedo decir que aún me emociono al ver todo lo que sentí ese día, a pesar de que mi "grandullón" no se enteraba de nada, y estuvo en estado de shock todo el tiempo. Desde aquí felicitar al Ayuntamiento por esta magnífica iniciativa, a Felix, por la parte de la megafonía, y como no, a una de nuestras empresas más conocidas, Dulcería Macias, por el detallazo en forma de tarta.

 

En su día le pedí a Maria Dolores, una de las integrantes, que me dijera en unas pocas palabras qué sentían en estos días, y su testimonio fue el que sigue:

"Me han pedido que  cuente como estoy llevando esta situación que todos estamos pasando, y más que a nivel personal me gustaría hacerlo a nivel de grupo, puesto que junto a mis compañeros de Protección Civil nos sentimos muy recompensados a diario por tod@s nuestros paisanos cada vez que se nos agradece cualquier gesto o labor que hacemos en nuestra "rutina diaria", desde hacer la compra, a llevar medicinas adquiridas previamente en las farmacias de nuestra localidad, o simplemente la de llevar una mascarilla allá donde se necesite.

Quizá los momentos más emotivos son los de ver las caritas de los niños cuando nos acercamos a sus domicilios a cantarles en el día de su cumple... son momento gratificantes.

Podría contar multitud de pequeñas cosas que nos hacen felices en esta pandemia y que antes pasaban totalmente desapercibidas.

Ya que se me da la oportunidad, quisiera dar las gracias a todos y a cada uno de los integrantes de nuestras familias, por entender que, a pesar de exponernos a un riesgo nosotros, ( y por la parte que les toca a ellos también ), nos apoyan y entienden, porque este grupo es feliz ayudando allí donde se puede.

Esto no quiere decir que no se haya tenido y se tenga miedo... todos tenemos nuestros momentos y días malos y de preocupación... los hay... pero a veces es mejor y necesario centrarse en lo bueno. De esta pandemia saldremos más fuertes todos, y valorando muchísimo más algunas cosas que pasaban inadvertidas, como por ejemplo la solidaridad".

Desde que se inició la pandemia, aquel 14 de marzo, el Grupo de Voluntarios de Protección Civil de Castellar ha participado en los siguientes servicios (a fecha 1 de mayo, fecha en la que con la desescalada algunos de ellos fueron siendo suprimidos) 

- Se han hecho al día de hoy 57 servicios de entrega de alimentos, farmacia, centro medico y bancos a personas dependientes.
- Se han felicitado en su cumpleaños a  unos 70 niños.
- se han colocado carteles de buenas practicas en todos los locales. Se facilito mascarillas y a todas las personas aunque no tuvieran el grado reconocido de dependencia relación facilitada por el ayuntamiento.
- Se recogieron y distribuyeron mascarillas en el operativo a través de subdelegación, delegación, diputación y centro de emergencias 112.
- Se distribuyo el material comprado por el Ayuntamiento para la confección de mascarillas y batas y su recogida posterior.
- Se distribuyeron los libros del colegio y guardería incluidos los cortijos del termino.
- Se ayuda a la desinfección del municipio cada tres días.
- Se distribuyeron las pantallas epi a todos los comercios, gasolineras y farmacias.
- Se están distribuyendo a todos los niñ@s de castellar casa por casa las mascarillas que se han confeccionado por personas voluntarias para ellos, no hemos terminado todavía y NINGUN NIÑ@ de castellar se quedara sin su mascarilla, si alguno cuando termine la distribución no la ha recibido, que se ponga en contacto con el Ayuntamiento para poder llevársela. Son aproximadamente 500 niños. No tenemos privilegios con ningún niño.

Ellos a cambio han recibido la mejor retribución del año: la sonrisa de felicidad de los niños, el agradecimiento de las personas mas necesitadas, vuestros mensajes de apoyo y animo y las lagrimas de emoción de las personas mayores y demás. Y sobre todo saber que responden, que están ahí y que hacen posible que Castellar esté más fuerte, sea más solidario y esté más protegido.

 

En el mismo día en el que de publica este artículo, se están repartiendo por parte de este grupo de voluntarios, mascarillas quirúrgicas y gel hidroalcoholico a los locales, establecimientos, bares y restaurantes de Castellar, por cortesía del Ayuntamiento bde Castellar

En nombre de todos los castellariegos y castellariegas, muchísimas gracias por vuestro trabajo, vuestra dedicación y vuestras horas de servicio.

GRACIAS A TODOS

Testimonios VII - Noemi Simón, enfermera

En esta ocasión toma la palabra Noemi Simón, coordinadora del Centro de Día de Mayores Virgen de Consolación que Aura tiene en Castellar. Mucho ánimo. Pronto volveremos a la normalidad

------

Empiezo con mi testimonio y os cuento un poco mi trayectoria profesional de enfermera.

Empecé a trabajar en la Residencia Aura sorihuela en 2011, después me destinaron a Aura los Leones en Marmolejo, una vez di a luz de mi Hija Martina regrese a mi pueblo a realizar lo que más me gustaba Cuidar de los mayores de mi pueblo(quién me lo iba a decir a mi). Abrimos el centro de día "AURA VIRGEN DE CONSOLACION" en abril del 2018. ¡Que suerte la mía! Todo era un sueño que al final se hizo realidad.

Poquito a poco conseguimos la confianza de muchas familias y eliminar todos los perjuicios que los mayores tenían en este tipo de recursos y lo conseguimos con un 100%de ocupación y con pensamiento de ampliar plazas. Iba todo sobre ruedas y nuestros mayores encantadísimos, pero llegó el maldito 13 de marzo y todo cambió. Tuvimos que cerrar las puertas y os lo puedo asegurar han sido unos días muy muy difíciles para todo el equipo y para los usuarios. Intentábamos transmitir y explicar a todos los mayores el motivo, sin alarmar, sin preocupar y con tranquilidad, pero dentro de nuestro corazones teníamos miedo, incertidumbre y muchas dudas que no tenían explicación. A día de hoy aún no sabemos cuándo podremos abrir las puertas, pero estamos seguras y tenemos muchas esperanzas, que muy pronto lo haremos, con más ganas y fuerza que nunca.
El 1 de abril, vuelvo a mí casa a mi querida residencia AURA SORIHUELA donde crecí, el primer día muy nerviosa y con miedo pero cuando llegué, parecía que no me había ido de allí y que no había pasado el tiempo, me sentía muy muy feliz.
Una vez llego a mi puesto, me coloco mi uniforme, gorro y mascarilla. Cuando comienzo mi rutina cambia todo, me sumerjo en ese mundo tan maravilloso que no se puede explicar, transmito mucho mucho cariño y amor, le doy todos esos cuidados y mimos que necesitan porque ellos nos necesitan más que nunca y siempre intento dar todo lo mejor de mi.
Una vez finaliza el turno y pasa otro día más, salgo con mucha energía, satisfacción y gratificación de estar cuidando de todos ellos.
Llego a casa y toca el protocolo de desinfección de todos los enseres personales, a ducharse y a disfrutar de la familia.
Por ultimo quiero decir que me siento muy orgullosa de Aura Sorihuela, porque no hay ningún caso positivo y gracias al esfuerzo de todo el equipo que lo compone lo conseguiremos. Estoy segura que todo saldrá bien. Un día más es un día menos.

Myriam Prieto, otra forma de luchar contra el Covid

Durante todos estos días que llevamos con el confinamiento, creo que todos hemos parendido que cada persona cuenta, que cada persona es "imprescindible" a su modo y que cada uno tiene algo que poder aportar al resto. Pequeños gestos, detalles o actividades realizadas altruistamente y que sólo buscan el hacer que el resto, aquellos que están más o menos a nuestro alrededor puedan sentirse algo mejor.

Hace unos días, justo antes de nuestra querida romería, me llegaba un mensaje al facebook de la página (mil disculpas por no haberlo visto antes) de Emy Galdón, que me hablaba precisamente de una de esas actividades

Ellas viven en la vecina localidad de Linares, pero son castellariegas.

Me hablaba orgullosa de su hija, Myriam Prieto. Es profesora de violín y al igual que muchos españoles, todos los días salía al balcón, pero con una peculiaridad, y es que ella lo hacía para hacer lo que mejor sabe hacer: música. Casi todas las tardes sale al balcón para hacer el confinamiento algo más ameno a sus vecinos, y me pedía que lo compartiera con sus paisanos de Castellar.

He visto alguno de esos videos (uno por cierto de los que me enviaste no se veñia) y francamente, CHAPO Myriam. Lástima no vivir en la casa de al lado, porque ese instrumento tiene algo mágico que siempre me ha gustado, y lo tocas de maravilla. Normal que tus vecinos estén encantados

Muchas gracias a tí y a todas esas personas que de una manera u otra realizan acciones altruistas para que el resto de la sociedad pueda sentirse un poquito mejor, aunque sólo sea durante esos minutos que dura la pieza que tocas, o con cualquier otra acción. Gracias a esfuerzos como los vuestros, entre todos conseguiremos más pronto que tarde salir de toda esta historia rara en la que llevamos meses enfrascados.

Enhorabuena a las dos, y espero de corazón que cuando pase todo esto me sigas enviando este tipo de videos. Por lo pronto te has ganado un seguidor más en tu página.

Un saludo y gracias por acordaros de esta humilde web

Os dejo alguna de esas maravillas. Espero que las disfrutéis tanto como yo

 

 
Algo de Queen... no podéis perdéroslo

 

"En algún lugar sobre el arcoiris el cielo es azul... Y lo que sueñas se hace realidad"

Me parece un bonito mensaje en estos tiempos, porque cuando pase toda la tormenta saldrá el arcoiris, el cielo se volverá de nuevo azul y al fin podremos cumplir nuestro sueño de estar junto a los que queremos.

 

Por tangos... no soy argentino pero dan ganas de levantarse y ponerse a bailar

Testimonios VI - Cristina, médico de emergencias

Quinta entrega. En esta ocasión una castellariega que nos cuenta desde fuera su experiencia como médico de urgencias. Esta artículo me fue enviado hace algunos días, pero por falta de tiempo y sobre todo porque no nos poníamos de acuerdo con la foto a poner, no se ha publicado antes. Al final se ha puesto una foto de archivo anterior a la pandemia, en la que aparece con sus dos compañeros.

Muchas gracias por tus palabras Cris. Mucho ánimo, esperemos que todo salga bien y que en breve podamos vernos por las calles de Castellar. Mucha fuerza. Venceremos a esta pandemia.

--------------------

Mi nombre es Cristina Jiménez, a los que me conocen saben, que mi vocación por ser médico viene prácticamente de nacimiento, soy la hija de Lola, la enfermera.
Mi día a día se desarrolla en una UVI móvil, en Quintanar de la Orden, un pueblecito de Toledo.

En el equipo, que ya es familia, somos 4, dos técnicos, un enfermero y yo.
Desde hace alrededor de dos meses, luchamos contra el enemigo público número 1, el COVID 19.

El turno es de 24 horas, a nuestra llegada a las 9 am, nos preparamos para la peor batalla que hemos librado nunca.
A una distancia prudencial entre nosotros y bien ataviados con nuestras mascarillas y guantes, procedemos a revisar la UVI : monitores, mochilas, medicación y EPIS, (para los que no lo saben, son nuestros equipos de protección individual, esos por los que tanto hemos luchado y aún así no son muy generosos).
Una vez realizado el chequeo, sobre todo de los EPIs disponibles, y si el tiempo lo permite, tomamos una taza de café , el ambiente es raro y tenso, aunque seamos familia, nuestro pensamiento es el mismo “ cuando acabará esto?”.
Sumidos en una falsa tranquilidad, suena el teléfono: “ paciente de 55 años ahogo y fiebre”, taza medio llena en el fregadero, abroche de botas y en marcha.
De camino al lugar, pensamos la estrategia, esa que tanto hemos ensayado, pero que no permite un mal gesto, porque después viene el contagio.
Una vez en el domicilio nos ataviamos con nuestros ya compañeros y muy familiares EPIS, normalmente entro yo, y si se precisa, el enfermero y el otro de los técnicos, siempre garantizando que uno de ellos esté limpio.
El ver a un paciente enfermo y asustado, como si de un astronauta me tratase es raro y frío, pero no tenemos otra manera, el contacto debe ser mínimo, aún así, detrás de todo el material, la mirada lo dice todo.
En este caso tuvimos que llevarnos al paciente , precisaba hospitalización, el trayecto que tenemos hasta el hospital de referencia, es un trayecto árido, pero aún así el contacto a través del doble guante, reconforta al que está tumbado en la camilla, enfermo y asustado.
Tras haber dejado al paciente, hay que desinfectar todo, incluidos nosotros. El técnico que está limpio nos ayuda, desinfectante y mucha calma para no fallar al quitarnos el EPI, tras 40 minutos ozonificando la UVI, volvemos a base, volvemos a estar operativos. Volvemos a la falsa tranquilidad.
Una vez transcurridas las 24 horas, más que el cansancio físico, es el agotamiento mental, es la incertidumbre de lo que va a pasar, y es sobre todo la incertidumbre de estar contagiada y contagiar a mi familia.
Aun así la vocación es mayor que cualquier miedo, y aún así a pesar de todo, seguimos luchando.
Sin duda es la peor batalla que hemos librado nunca. Pero saldremos y saldremos fuertes, y nos volveremos a abrazar.

Cristina Jiménez, médico de emergencias.

Testimonios V - Ernesto, enfermero

Desde Guadalajara nos llega un mensaje de esperanza de manos de un enfermero castellariego que lleva tiempo prestando sus servicios en uno de sus hospitales. Muchas gracias por enviarme estas palabras y ánimo para seguir adelante en esta dura batalla.

Os sigo animando a que contactéis conmigo o animéis a esa persona a que me envíe sus testimonios a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Juntos venceremos. Ya queda menos

IMAGEN : Público.es

----

Soy Ernesto J. Espín Lorite, enfermero desde hace casi cuatro años y actualmente desarrollo mi trabajo asistencial en el Hospital Universitario de Guadalajara.
De todos es conocida la actual situación sanitaria, social, económica, histórica, en la cual estamos inmersos como país, experimentando como sociedad y, en el caso de todo el personal directamente implicado, viviendo y sufriendo esta enfermedad en un primer plano.
Los días de confinamiento avanzan, superando ya la cuarentena, y con ellos cambian nuestros ánimos, nuestros pensamientos, nuestra forma de afrontar esta excepcional situación, así como el desarrollo de nuestro trabajo en el Hospital.
Seguimos, tal vez con un equipo debilitado en cuanto al contagio por Covid se refiere, unidos y a la vez separados, días alegres y otros más tristes al evocar la situación vivida en un turno anterior, en una semana pasada.
No podemos tener ninguna duda de que tenemos y disfrutamos el mejor sistema sanitario del Mundo, pero este sistema se sustenta gracias al esfuerzo de todos sus trabajadores que, como engranaje minucioso de un valiosísimo reloj, trabajan, aúnan sus fuerzas SIEMPRE y, además, en estos momentos se les reconoce.
Somos aquellos profesionales, de distintos sectores diferentes, los que unidos facilitamos la recuperación de las personas postradas, recién nacidas, intervenidas en un quirófano, que superan alguna indeseable enfermedad, etc. y también de los que nos abandonan en el gran esfuerzo del cuidado.
Pero el mensaje que envío a mis amigos y paisanos en estos momentos en los que puedo sentarme a escribir, es el mismo que desde el primer día, lanzo verbalmente ante cualquier llamada, reunión, o interés por mi estado: ÁNIMO y SALUD.
A pesar de que veamos actitudes poco deseables, que aumentan nuestro enfado, preocupaciones y tal vez sean mejorables, como enfermero que está ahí a pie de muchas camas, con muchas personas que esperan la salud y tantas familias que necesitan el ánimo, es el mejor mensaje que puedo enviar.
La situación actual impide a las personas enfermas estar acompañadas por un familiar; y a la familia desarrollar nuestra más arraigada cultura de permanecer al lado de la cama transmitiendo tranquilidad, ánimo, alegría, compartiendo las buenas y no tan buenas noticias, realizando un cuidado informal. Pero queridos paisanos, el personal sanitario, en especial enfermer@s y auxiliares, estamos ahí supliendo esa tradición de acompañar, de estar.
Sí, nosotros cogemos de la mano a las personas cuando lloran, transmitimos alegría, y si es necesario abrazamos, todo esto manteniendo la comunicación con la familia, siempre y cuando nuestra elevada carga de trabajo nos lo permita.
Conociendo muchos testimonios, puedo afirmar, que estamos en la ida y la vuelta. Somos los que animamos a una madre a empujar deseosa de ver a su hijo y también estamos ahí, cogiendo la mano, diciendo unas palabras de aliento a las personas, que indistintamente de su enfermedad o de su edad, abandonan este mundo.
Si adopto el papel de familia, me duele terriblemente esta situación, lo que ocurre en los hospitales, pero rápidamente se me activa el papel profesional confiando en que todas las personas que están internadas en un hospital están recibiendo la mejor atención, el mejor cuidado y acompañados por nosotros.
Estamos mejorando, lo estamos haciendo bien pero no nos podemos relajar. Apliquemos el sentido común, la deliberación y los consejos acertados que nos transmiten nuestras autoridades sanitarias.
Hay que estar alegres porque así saldremos victorioso de esta situación, rectifico, haremos llevadera esta situación que se prevé que siga conviviendo con nosotros.
Gracias. Cada aplauso diario es un reconocimiento, igual que un mensaje en cualquier red social, una llamada o un mensaje de ánimo. Ahora bien, hemos sido, somos y seremos los mismos profesionales en los que todos estamos confiando, los que nos enfrentamos a situaciones difíciles y los que corremos un altísimo riesgo de contagio. Recordemos esto cuando por una dolencia no urgente acudamos a un servicio de urgencias, cuando incumplamos una dieta para mejorar una enfermedad crónica, al realizar una actividad temeraria que nos asegure pasar por un quirófano, o incluso cuando nuestra indignación la paguemos con una amenaza al profesional que nos atiende, cuando insultemos al demorarse cinco o diez minutos la atención, cuando parar a tomar un café y un desayuno era casi un delito, ahora, un imposible.
Gracias por confiar en nosotros y gracias por cumplir las recomendaciones.
Ánimo y salud.

 

  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
turismo_cultura.jpg
fiestas_populares.jpg
deporte.jpg
  • All
  • C.D. Castellar Ibero
  • C.D. Castellar Ibero Cadete
  • C.D. Castellar Ibero Fútbol Sala Femenino
  • Castellar Ibero Cadetes
  • Castellar Ibero Femenino
  • Castellar Ibero Veteranos
  • Colección
  • Copa Delegada Del Gobierno
  • Copa Delegada Estatal
  • Copa Diputación
  • Fútbol
  • Irene Anaya Torres
  • Municipal San Benito
  • Pabellòn La Espinosa
  • álbum De Cromos
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
  • All
  • Arquillos
  • C.D. Beas De Segura Fútbol Sala Femenino
  • C.D. Castellar Ibero
  • C.D. Castellar Ibero Fútbol Sala Femenino
  • Covid
  • Emisión En Directo
  • Escuela Municipal De Deportes De Jódar
  • Fútbol
  • Jódar C.F.
  • Liliana Rey Aguero
  • Municipal San Benito
  • Opinión
  • Pabellòn La Espinosa
  • Twitch
  • Vilches
  • Youtube
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

Enlaces externos

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

 

Tiempo en Castellar

Como llegar