email facebook instagram twitter

ENTREVISTA - Un viaje solidario a Tanzania para reformar un orfanato

“Dicen que un viaje se vive tres veces… cuando se organiza, al vivirlo.. y hoy al recordarlo”.

Esta frase de María creo que resume o concentra todo lo que han sentido en este tiempo… durante ese tiempo de preparación, ese algo más de un mes de vivencias, y ese tiempo de recuerdo que ahora les queda, y que hoy reviven en esta web para hacerlo llegar a vosotros.

Todo nace de una idea, la de ayudar a gente de una zona desfavorecida del planeta.. Africa. Enseñar y aprender de la experiencia…

Dos jóvenes castellariegos, María Fernández Campos y Pedro Espejo Valiente, han pasado algo más de un mes en Tanzania, haciendo realidad un proyecto humanitario que muchas veces sólo vemos en las películas, en los periódicos o que pensamos que es difícil “vivirlo desde cerca”, siendo un ejemplo más de que en esta pequeña localidad hay gente muy válida para cualquier tipo de profesión, actividad o acción, como es el caso.

 

Recuerdo que vi casi por casualidad en Facebook las fotografías de María, en las que hablaba de su viaje… y se me ocurrió el escribirle para que me contara.. pero por distintos avatares, se fue dejando y sólo retomé la idea cuando una mañana, en mi trabajo, la escuché hablar sobre el viaje, y tenía esa luz en la mirada de la gente que vive una experiencia que se te queda marcada para siempre. No estuve allí, pero esos cinco minutos parecí sentir algo… y eso había que compartirlo.

Aquí os dejo con ambos, con sus respuestas a mis sencillas preguntas, para transmitiros un poco de esas “vivencias”  

  1. A quien se le ocurrió la idea de comenzar esta aventura africana?

Ambos coinciden en que la idea fue originaria de María, que dice que “era un sueño que desde pequeña siempre quiso hacer realidad”. Pedro por su parte se unió a esta aventura durante una estancia en Castellar (el suele estar fuera) y decidió participar.

  1. El viaje fue organizado o os lanzasteis a la aventura por vuestra cuenta?

MARIA. Me llevó como un año hasta que lo tenía todo organizado. Al principio era todo tan desconocido que me decanté por hacerlo a través de una ONG. Siempre piensas que es más sencillo, y que encontrarás facilidades, pero para nada.. no estaba conforme con las condiciones que me daban, así que decidí lanzarme y organizarlo por mi cuenta. Como principal ayuda tuve contacto con Domingo Expósito, vecino de Úbeda que anteriormente había viajado a Tanzania, aunque con otro propósito de viaje, y fue gracias a él que me pasó el contacto de una familia local que reside en Moshi (Tanzania). Como bien ha dicho Pedro, simplemente tuve que comentarle la idea para que él se lanzara al vacío también.

Fue a partir de ese momento cuando empezó todo.

Esta familia fue la que me ayudó a organizar el viaje. Me busco el orfanato donde estuvimos colaborando y nos ofreció su casa para residir durante todo el tiempo que estuvimos allí.

PEDRO. Una vez allí, reconozco que estábamos un poco desorientados, pero luego todo fue mucho más fácil de lo que pensábamos. Conocimos a Juma, “nuestro embajador”, nos enseñó el emplazamiento donde estaríamos y dormiríamos, y el orfanato donde haríamos nuestra labor principal… A partir de ahí reconozco que respiramos algo más tranquilos.

  1. Personalmente solo lo conozco de oídas y también a su famoso parque, el serengeti. Muchos sabemos que está en Africa, pero honestamente no sabría decir en qué lugar si no tengo un mapa delante. Porqué hicisteis ese viaje allí y no a otro lugar?

MARIA. Respecto a la localización de este país, Tanzania es un país del hemisferio sur situado en África Oriental, al borde del océano Índico. Tiene fronteras con Kenia y Uganda al norte, con Ruanda, Burundi y la República Democrática del Congo al oeste y con Zambia, Malaui y Mozambique al sur.

PEDRO. María en primer lugar quería ir a otro lado pero dado que consiguió un contacto en Tanzania , así que cambiamos de idea y nos fuimos para allá . La verdad que no nos arrepentimos para nada de haber tomado esa decisión… es más,  ambos queremos volver.

  1. Habíais hecho algo similar anteriormente o al menos se os había pasado por la mente?

MARIA. Realmente el viaje decidí hacerlo allí simplemente por la riqueza en naturaleza y fauna que tiene. Pensé que ya que iba a hacer un viaje tan largo, podría "matar dos pájaros de un tiro" como se suele decir. Uno era colaborar con las personas más necesitadas y otro era aprovechar los días libres para hacer un poco de turismo. Africa siempre me ha fascinado.

Anteriormente no había hecho ningún viaje de este tipo, he viajado, pero la mayoría de las veces en territorio español y las veces que ha sido al extranjero, siempre ha sido el típico viaje que solemos hacer de turismo y a zonas que no son tan diferentes a nuestra zona de confort. Este ha sido un viaje totalmente diferente y por lo pronto uno de los mejores de mi vida.

PEDRO. Yo por mi parte no había pensado en ningún momento el hacer un viaje de este tipo, y reconozco que fue la primera experiencia en este sentido

  1. Cual fue vuestra primera sensación al llegar allí?

MARIA .  La primera sensación que me llevé fue caótica. Llegamos de noche y desde al aeropuerto hasta casa, había como una hora de camino (se me hizo eterna 🤣). Allí en las carreteras hay mucho descontrol, tanto, que hasta pase miedo. Pero ha sido lo único malo que me llevé de allí, porque por todo lo demás no tuve ningún tipo de problema. Lo que más me impactó fue el trato de la gente hacia nosotros, por cualquier lugar donde íbamos eran sonrisas, saludos… era una sensación placentera el ver cómo los niños corrían hacia ti para darte abrazos, te gritaban “usungu” (que significa persona blanca). Una sensación de confortabilidad y sobre todo de tranquilidad.

PEDRO. A mi lo que me llamó la atención desde el principio fue el enorme bochorno y humedad ambiental, y la amabilidad de las personas hacia nosotros. 

  1. Si tuviérais que destacar algún momento de los vividos allí, cual sería y porque?

MARIA Durante los 35 días que he estado allí, no me ha faltado ni un sólo día la sonrisa en mi cara. Si es verdad que mi gente me decía, pero como puede ser eso así? Si los ves en situación de pobreza extrema? Como puedes sonreír y ver esa situación a la misma vez? ,pues tan sencillo como que uno ve que las personas, con lo poquito que tienen ellos son felices, no necesitan nada material. Su modo de vida no tiene nada que ver con el nuestro... y a la misma vez tienen una facilidad innata para transmitirte esa felicidad. Es algo inexplicable con palabras, yo aún sigo como en una nube. También recuerdo con mucho cariño el sumergirme de lleno en sus raices desde un principio, intentando conectar con ellos... comiendo con las manos por ejemplo, duchándome con agua fría, un cubo y un jarrillo.. sin gel ni champú, con una pastilla de jabón y poco más... y fan feliz¡¡

PEDRO . Parecía que estábamos viviendo en uno de esos documentales de la 2 sobre el “Serengueti”.. pero en directo (rie Pedro)

  1. Habéis pasado miedo, ya sea por alguna situación en especial, por el tema covid?

PEDRO. Al principio es cierto que todo es un poco de incertidumbre.. sitios nuevos, costumbres nuevas… pero como hemos dicho anteriormente todo fue rodado desde el principio. Y sobre el tema COVID, es verdad que se ve en “ambos mundos” la diferencia de posibilidades, de información… no sé, ellos estaban tranquilos en ese sentido, y no llevaban mascarilla en ningún momento. En el tiempo que estuvimos allí no hubo ningún tipo de contagio y aunque parezca mentira no se respiraba mucha preocupación.

  1. Cuantos días habéis estado en Tanzania, y donde habéis estado?

PEDRO. 35 días en Moshi, durante los cuales estuvimos también haciendo algunos viajes alrededor, siempre que teníamos un hueco .

  1. Cual ha sido vuestra misión en este viaje? La habéis conseguido?

MARIA . Como te comentaba anteriormente, la misión del viaje era colaborar en un orfanato. Antes de partir de Castellar se hizo una recolecta, en la cual participaron muchos vecinos y vecinas llegando a conseguir 535€.

Al llegar al centro no sabía cual iba a ser la misión, pero desde el primer día que llegamos nos dieron carta libre para organizarnos a nuestra manera. Lo primero que hice fue conocer a todos los niños y compartir tiempo con ellos, pero a los dos días de estar allí sentí que necesitaban algo más. Las instalaciones las tenían en muy malas condiciones, asi que le propuse a Lázaro, director del centro, que si le parecía bien que arreglásemos todo lo que tenían mal y para nada nos puso ningún impedimento. Así que nos pusimos manos a la obra.

 

Arreglamos las paredes que estaban en mal estado por la humedad, pintamos todas las paredes del centro, se compraron sábanas para las camas de los niños, y siempre que podíamos les llevábamos comida y fruta. Se contrató también a un vecino de la aldea para que nos echara una mano en el trabajo… nosotros hacíamos lo que podíamos pero ninguno de los dos somos albañiles (rie). Resumiendo.. de lunes a viernes nuestra misión era trabajar y compartir todo el tiempo que podíamos con los niños, jugando y aprendiendo con ellos.. porque reconozco que nosotros también hemos aprendido mucho

Personalmente creo que la misión se ha conseguido con creces, aunque uno siempre se queda con la sensación de querer hacer más y más.. y que por mucho que hagas siempre parece que es insuficiente

PEDRO. Creo que aportamos cada uno los conocimientos que teníamos… ver a los niños felices creo que no tiene precio… hicimos de profesores de inglés, disfrutamos con ellos pintando, haciendo figuras de barro… ¡incluso les enseñamos a hacer tortillas!

  1. Qué es lo mejor que os habéis traído de esta experiencia?

MARIA . Lo mejor que me llevo es todo lo que me han enseñado, tanto niños como mayores. No tener más de lo necesario es muy importante. Regalar amor lo es aún más. Es lo más bonito que me he traído de África. 

PEDRO. La grandeza y la hermandad y la poca envidia que hay entre su población.

  1. Es una experiencia que os gustaría repetir? Porqué

MARIA . En resumen una de las experiencias más bonitas y enriquecedora de mi vida ♥️ sin lugar a dudas repetiré en cuanto tenga una nueva oportunidad. Espero y deseo que sea pronto.

Animo a toda persona que tenga ganas a hacer un viaje de este tipo, le cambiará la vida.

PEDRO. Si, porqué no… algún día me gustaría volver porque se recibe mucho amor y del bueno, del que no está contaminado…  y claro que sí, también para seguir trabajando con el proyecto del orfanato

 

Tiempo en Castellar

Como llegar